junio 29, 2021

La creciente amenaza del plagio interlingüístico y los retos de su detección

¿Qué es el plagio interlingüístico?

El plagio interlingüístico se refiere al tipo de plagio o engaño en el que el contenido de origen está en un idioma mientras que el contenido plagiado está en otro. En otras palabras, es un plagio mediante la traducción del texto.

En los últimos años, este tipo de plagio ha aumentado debido al acceso fácil y gratuito a los recursos en línea y a las herramientas de traducción de uso libre. Cada vez es más sencillo para los estudiantes y las personas en general acceder a los contenidos desde cualquier parte del mundo, independientemente del idioma, y replicarlos en otro idioma gracias a las herramientas de traducción.

Además, el aumento del número de personas multilingües ha provocado un incremento aún mayor del plagio entre idiomas, ya que a muchos les resulta fácil leer e investigar en un idioma mientras escriben en otro.

De acuerdo con investigaciones de Chris Park (2003), Stevens y Stevens (1987), Davis et al. (1992), Love y Simmons (1998), Silverman (2002) y Straw (2002), hay una serie de factores que pueden conducir al plagio: algunos de ellos son la falta de comprensión de lo que constituye el plagio, la creciente competencia, la mala gestión del tiempo, las habilidades inadecuadas de escritura y la falta de disuasión.

¿Se puede detectar el plagio interlingüístico?

La detección de plagio interlingüístico ha sido un ámbito muy poco explorado. Una de las principales razones es que la detección de estos casos de plagio es extremadamente difícil, dado que el texto original ya no está en el mismo idioma que el texto reproducido. Por lo tanto, las soluciones tradicionales de detección de similitudes o de plagio no pueden identificar correctamente este tipo de plagio.

Sin embargo, ante la creciente amenaza para la integridad académica que supone este tipo de plagio, se ha vuelto extremadamente importante encontrar formas de detectar y disuadir el plagio por medio de la traducción.

Los investigadores han ideado diferentes métodos para estimar si dos conjuntos de textos escritos en diferentes idiomas son básicamente copias el uno del otro. Por ejemplo, Barron-Cedeno propuso un modelo que se basa en la tecnología de la traducción automática estadística. Otro modelo es MLPlag (2008), el cual fue propuesto por Ceska. En este método, las traducciones se comparan al nivel del documento. Aunque se ha hecho un progreso en los idiomas más hablados y de uso más frecuente, en el caso de los idiomas remotos y con menos recursos, todavía queda mucho por mejorar.

Soluciones que ayudan a detectar el plagio interlingüístico

Aunque es reconfortante ver que se está avanzando en este ámbito, para la mayoría de los que trabajamos en el sector educativo o en profesiones en las que necesitamos poder detectar el plagio, lo fundamental es acceder a una solución sencilla y eficaz que sea fácil de usar y que funcione con un simple clic.

Ouriginal, líder en soluciones de comparación de textos y detección de similitudes, ofrece exactamente esto. Su función «Cross-Language Text Matching» (CLTM) ahora es capaz de identificar contenidos coincidentes que han sido traducidos de un idioma a otro mediante un algoritmo patentado. El algoritmo altamente especializado identifica segmentos de textos en diferentes idiomas que parecen ser similares. A continuación, identifica las oraciones que contienen estos segmentos para comprobar si las propias oraciones son traducciones entre sí y detectar así posibles coincidencias.

Mira el siguiente ejemplo:

Al comparar las palabras resaltadas en rojo, nuestro sistema pudo identificar que el texto en azul es una traducción del holandés.

Si quieres saber más sobre CLTM, reserva una versión de demostración.

This website uses cookies to improve the site’s overall user experience and performance. Read more here.