junio 29, 2021

La verdad sobre la originalidad

Dado que en Ouriginal nos centramos en el pensamiento original y la integridad académica, es natural que hablemos de originalidad. ¡Un simple debate sobre la definición de originalidad nos hizo comprender que este simple término puede significar tantas cosas diferentes para distintas personas!

Mira algunas de las definiciones que se nos ocurrieron:

  • La originalidad es la base para crear algo único mediante un pensamiento independiente y crítico.
  • La originalidad se refiere a aportar la singularidad y estilo personal a una idea.
  • La originalidad es el arte de descubrir la verdadera voz de uno mismo pensando de forma diferente.
  • Al utilizar y superar los hechos, los conocimientos y las habilidades que se han aprendido, la originalidad define la voz propia y única.

De este debate surgió la necesidad de profundizar en el concepto de originalidad: su significado, su importancia, sus desafíos y las formas en que podemos ayudar a superarlos.

Hemos decidido explorar las diferentes facetas de este término a través de una serie de blogs que podrían servirles a nuestros lectores y clientes en su búsqueda de la originalidad.

A continuación, el primero de la serie.

¿Qué significa la originalidad y por qué es importante?

¿Cómo se define la originalidad? Como ya se ha dicho, no hay una sola manera de definir este término. Una simple búsqueda en Google revela un sinfín de significados y explicaciones de la palabra «originalidad».

El diccionario de Cambridge define la originalidad como la cualidad de ser especial e interesante y no ser igual a nada ni a nadie.

Esta definición encaja perfectamente con una cita del Dr. Seuss:

“Hoy eres Tú, eso es más que cierto. No hay nadie vivo que sea más Tú que Tú”.

La cita resume más o menos la importancia y el valor de la originalidad en nuestras vidas. La originalidad empieza en nosotros: cada uno de nosotros es único, y tomar el camino menos transitado, no amoldarse a lo habitual, defender nuevas ideas y romper con el enfoque tradicional de las cosas es un desafío.

Pero, ¿por qué es tan intimidante ser original? Es porque en el momento en que intentamos hacer algo diferente o nuevo, nos exponemos a la posibilidad de ser ridiculizados y juzgados.

La historia muestra que filósofos, escritores, pintores y religiosos fueron violentamente castigados y despreciados cuando se atrevieron a pensar de forma nueva o diferente o propagaron ideas que iban en contra del pensamiento tradicional de aquellos tiempos. Sin embargo, esto no impidió que estos visionarios siguieran adelante. Por ejemplo, Oscar Wilde era homosexual en una época en la que la sociedad se negaba a aceptarlo, pero se atrevió a incluir connotaciones homosexuales en sus obras y desafió constantemente los estereotipos de género. Si Salvador Dalí hubiera seguido los pasos de todos los pintores de su época, nunca habría creado sus obras maestras surrealistas.

Pocos de nosotros tenemos el valor de apartarnos de la norma y desafiar el statu quo, pero para los que lo hacemos, las recompensas son muy satisfactorias y vale la pena luchar para conseguirlas.

La importancia de la originalidad

El desafiante camino hacia la originalidad comienza muy temprano en nuestras vidas. Los primeros años escolares suelen ser los más determinantes para la mayoría. Por lo tanto, es crucial entender lo que es la originalidad y fomentarla desde el principio. Pero, ¿por qué es importante la originalidad?

La originalidad nos ayuda a desarrollar nuestro propio estilo y personalidad

En lugar de tratar de ser como otra persona, debemos perfeccionar siempre nuestros rasgos y puntos fuertes personales. Esto nos permitirá desarrollarnos como un individuo único e interesante.

La originalidad ayuda a dejar de lado las inseguridades

Cuando decidimos ser originales y seguir el camino menos transitado, no dejamos que la opinión de los demás nos desanime. Dejamos de lado el miedo a ser juzgados y aceptamos lo que realmente somos.

La originalidad es la clave del éxito

Sabiendo quiénes somos y siguiendo nuestros intereses en lugar del camino decidido por otros, podremos sobresalir en lo que hacemos.

La originalidad es la base de toda innovación y creatividad

Solo cuando nos permitimos pensar de forma independiente y diferente, podemos aspirar a crear algo verdaderamente único. Al ser inconformistas, podemos marcar nuevas tendencias y definir nuevas formas de hacer las cosas.

En conclusión, lo que debemos recordar es que la originalidad no es el dominio de unos pocos «superdotados»; de hecho, la mayoría de las personas son capaces de ser originales. Solo tenemos que fomentar un entorno que estimule y promueva la originalidad y el libre pensamiento de las personas. Tenemos que crear una cultura que se base en el inconformismo.

En el próximo blog, examinaremos algunos de los desafíos a los que se enfrentan las instituciones educativas a la hora de fomentar la originalidad.

This website uses cookies to improve the site’s overall user experience and performance. Read more here.