septiembre 9, 2021

La creciente importancia de la originalidad en los negocios

Infracciones de derechos de autor y plagio en la era del trabajo a distancia

La pandemia cambió radicalmente la forma de trabajar e interactuar entre nosotros; una gran parte de la población activa se vio obligada a trabajar a distancia, ya sea a tiempo parcial o completo. Esto, a su vez, influyó en la productividad y también tuvo un impacto en la salud mental de los empleados: el 78 % de las empresas más grandes del mundo piensan que el trabajo a distancia ha tenido un impacto negativo en la productividad (fuente: Foro Económico Mundial), mientras que el Gobierno del Reino Unido destacó que durante los períodos de cierre «la angustia psicológica, la ansiedad y los síntomas depresivos alcanzaron su punto máximo» (fuente: Informe de vigilancia de la salud mental y el bienestar durante la pandemia de COVID-19).

¿Qué significan estos acontecimientos para los contenidos empresariales y su originalidad? A primera vista, esta cuestión parece menor y poco importante, sobre todo si se tiene en cuenta el impacto en la economía mundial en general. Pero para todas y cada una de las empresas, la reputación e ingresos están más en juego que nunca si no se protege la originalidad en estos tiempos de crisis. Para entender mejor este concepto, permítanme explicar primero por qué la originalidad es un factor importante para el éxito empresarial.

Contenido original en el mundo empresarial: una función importante en todos los sectores

El contenido es el elemento fundamental en todos los negocios. Define su negocio y su oferta de productos y servicios y, para ser diferente e interesante para sus clientes, tiene que ser único. Todas las empresas crean una gran cantidad de contenidos a diario y ya casi no hay ningún sector que no cree algún tipo de contenido.

Pongamos de ejemplo el área de marketing de una empresa. Allí están constantemente escribiendo descripciones de productos, comunicados de prensa, entradas de blogs, anuncios y mucho más a diario. Dada la permanente y predominante necesidad de contenidos nuevos y actualizados para dar a conocer los productos y servicios a los clientes y crear interés, el departamento de marketing no solo crea contenidos internamente, sino que a veces los terceriza a otros profesionales. En cuanto a las ventas, los presupuestos, los contratos, las solicitudes de propuestas, las licitaciones y las presentaciones son contenidos esenciales para vender un producto y generar ingresos. Si nos fijamos en la I+D, también podemos encontrar allí una gran cantidad de contenidos: documentos de investigación, solicitudes de patentes, códigos fuente, estudios, manuales, lo que sea, se producen habitualmente allí. En cuanto a la administración de empresas, los recursos humanos, las finanzas, los aspectos jurídicos y la gestión: piense en todos los estados financieros, los informes, las políticas, los estudios de mercado, los contratos, los litigios, etc., en los que se trabaja cada día. Al observar el gran tamaño de datos que se crean y capturan en todo el mundo, los investigadores contaron la asombrosa cifra de 64,4 zettabytes de contenido producido en 2020 (fuente: Statista).

Peligros del contenido copiado o plagiado

Hoy en día, el mundo digitalizado, con sus recursos casi ilimitados de conocimiento en línea, tiene sus ventajas… y sus escollos. El contenido está disponible al alcance de su mano, tanto para usted como para sus empleados y competidores. Incluso si citó todas las fuentes y nunca copió ninguna plantilla, frase o pasaje de texto, ¿puede estar seguro de que sus compañeros de trabajo, empleados y competidores actuaron de la misma manera? Aquí radica un enorme riesgo para las empresas.

Si la fuente original es debidamente citada en el contenido, hacer referencia a este no solo está permitido en la mayoría de los casos, sino que también puede ayudar a posicionar a la empresa como líder de opiniones que está dispuesta a compartir y hacerse eco de las opiniones de otros.

Sin embargo, dada la demanda de grandes cantidades de contenido por parte de las empresas cada día, hay muchas posibilidades de que alguien caiga en la tentación de tomar un atajo y copiar/pegar contenido de acceso público. Pueden surgir grandes problemas si no se hace referencia a la fuente original o si hay intentos visibles de ofuscar al creador inicial de ese contenido. No todos los casos se descubren, pero si el creador inicial descubre el robo, puede dar lugar a una persecución en los tribunales federales que conlleve fuertes sanciones y daños a la reputación de la empresa plagiadora.

Incorporar el trabajo a distancia durante la pandemia a la ecuación

Durante las fases de trabajo en casa y a distancia, muchos se mostraron más estresados, ansiosos y bajo presión (fuente: Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos). La pandemia convirtió a industrias enteras en ganadoras o perdedoras desde una perspectiva económica. Muchas empresas tuvieron que cerrar, mientras que otras experimentaron de repente un gran crecimiento. Ambas situaciones suponían con frecuencia más trabajo para los empleados individuales.

Además, durante las fases de cierre, los trabajadores de las oficinas se quedaban solos en casa durante semanas, sin nadie con quien hablar regularmente, salvo sus compañeros de trabajo. O bien sucedía el otro extremo: los padres tenían que ocuparse de trabajar a distancia y, al mismo tiempo, atender a las sesiones de educación en casa de sus hijos.

Es comprensible que en estos tiempos de presión la originalidad de los contenidos no haya sido el centro del trabajo de todos. Las razones para copiar contenidos pueden ser las mismas que para los estudiantes: falta de tiempo o presión de los compañeros para entregar algo importante. Además, la falta de conocimiento y comprensión del tema fue un factor importante, junto con las restricciones presupuestarias que hicieron imposible subcontratar la creación de contenidos a profesionales. Además, los entornos que carecen de un código ético reforzado son más propensos a comportamientos inmorales o a hacer trampas.

¿Influyó la pandemia en la percepción del contenido empresarial original, y qué podemos esperar en el futuro?

Sin embargo, un estudio de Ouriginal indica que tanto las instituciones educativas como las empresas eran conscientes de los peligros que conllevan los contenidos no originales, ya que el número de documentos escaneados en busca de similitudes de texto con el fin de evitar o detectar el plagio aumentó inmensamente en 2020 con respecto a 2019 (fuente: estudio de Ouriginal en 2020).

Sin embargo, un estudio de Ouriginal indica que tanto las instituciones educativas como las empresas eran conscientes de los peligros que conllevan los contenidos no originales, ya que el número de documentos escaneados en busca de similitudes de texto con el fin de evitar o detectar el plagio aumentó inmensamente en 2020 con respecto a 2019 (fuente: estudio de Ouriginal en 2020).

Puede que esto sea solo una visión sintética del asunto, pero, sin embargo, demuestra que también ha aumentado la concienciación por preservar y crear contenidos originales. Será interesante ver cuán sostenible es esta forma de pensar en los próximos meses, en una nueva normalidad.

¡Si está interesado en saber cómo las empresas utilizan Ouriginal para proteger sus contenidos originales, visite esta página o póngase en contacto con nosotros!

¿Está interesado en Ouriginal?

This website uses cookies to improve the site’s overall user experience and performance. Read more here.